Pingüino de Humboldt 

Pingüino de Humboldt

 

El pingüino de Humboldt habita la corriente de Humboldt ubicada en Perú, es apreciada y protegida por la ley ya que es un ave típica del país.

Esta especie prefiere climas calientes cerca de zonas rocosas, ya que tienen la facultad de escalar, y dar saltos juntando sus patas, a su vez, el equilibrio lo otorgan sus alas, a pesar de ser una especie que no vuela, las alas forman parte importante de su organismo y supervivencia.

Es un gran nadador y es capaz de sumergirse a grandes profundidades fácilmente. Puede medir desde 52 centímetros hasta 70 centímetros con un peso ligero de 3 kilos a 5 kilos.

 

Cualidades

Una de las características más particulares del pingüino de Humboldt son unas marcas rosadas que se localizan alrededor de sus ojos y el pico, garganta y cuello tienen retazos color negro.

Tiene plumas blancas y negras, puede que sean uniformes o no, ya que no poseen una estructura específica.

 

Excelente pescador

El pingüino de Humboldt es un ave carnívora la cual se alimenta principalmente de peces, como anchoas y sardinas, también es capaz de cazar distintos tipos de calamares y crustáceos,  debemos tomar en cuenta que ellos se adaptan a comer animales marinos dependiendo de donde se encuentren ubicados geográficamente.

Manejan dos temporadas de reproducción, la primera del año es entre marzo y junio, la segunda es de septiembre a diciembre, ponen alrededor de dos huevos, los pingüinos de esta especie separan completamente su nido para proteger a sus crías hasta de otros pingüinos.

Son 40 días para que el huevo se abra, generalmente siempre se rompe uno primero que el otro, no al mismo tiempo, a los 20 días las crías abandonan el nido y se unen con otros pingüinos.

La contaminación, la caza y los cambios climáticos afectan directamente la supervivencia del pingüino de Humboldt, por ello debemos cuidar, mantener y preservar el planeta.

 

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba